PLAYAS ACCESIBLES PARA TODOS

Ir en silla de ruedas en el año 2015 ya no debería suponer ninguna limitación para disfrutar del sol y las aguas mediterráneas. Cada día más playas cumplen con todos los requisitos necesarios para que todos disfrutemos del verano por igual. En Mallorca una 60 playas y calas cuentan con rampas, pasarelas… Todos los accesos adaptados imprescindibles para que una persona en silla de ruedas pueda pasar un cómodo día de playa.

Dos buenos ejemplos de estas playas para todos son Cala Estància y Cala Major

Cala Estància es una playa urbana protegida por dos espigones con aguas tranquilas de escasa profundidad. Esta playa cuenta con pavimento accesible, zonas de  descanso, rampas y pasarelas que facilitan la llegada hasta la arena. A la propia playa se puede llegar en transporte público y existe un servicio de personal de apoyo para que las personas de movilidad reducida puedan bañarse con la supervisión de un ayudante que les acompañará en el agua garantizando así su seguridad en todo momento.

Cala Major es  una playa urbana a la que también se puede acceder con transporte público.  Tranquila y con todo tipo de visitantes acoge a familias de turistas y de vecinos de la zona, jóvenes y mayores. En ella una rampa y una pasarela permiten que las personas en silla de ruedas lleguen cómodamente hasta la orilla. También se puede solicitar el servicio de muletas anfibias en las que apoyarse para entrar al agua.

Asimismo, en ambas playas se ofrece un servicio personalizado para discapacidad visual que pueden reservar en el número +34 971 260 171

El servicio de asistencia para personas con discapacidad física de Cala Estància y Cala Major se ofrece de mediados de junio a mediados de septiembre ininterrumpidamente de 10:00 a 18:00.

¿Quieres conocer mejor las playas de Mallorca? Leer más