5 consejos antes de un vuelo largo

Los vuelos son cansados y los vuelos largos son agotadores. Ten en cuenta estos cinco consejos antes de tu próximo vuelo largo y ten una mejor experiencia.  

  1. Descansa antes de viajar. Ya, ya sabemos que esto no siempre es posible. Aun así, deberías intentarlo siempre que se pueda. Viajar ya es cansado de por si pero si además llegas hecho polvo a la cola de embarque… será peor. Asegurate de procurar dormir suficiente y comer algo saludable antes de embarcar.
  2. No pases frío. Lleva capas para que puedas adaptarte rápidamente a los cambios de temperaturas dentro y fuera del aeropuerto. También es importante que tengas en cuenta una vez dentro del avión que tus piernas y pies se quedarán fríos de estar sentado quieto mucho rato. Dormir será difícil si no imposible si estás muerto de frío.
  3. La maleta perfecta. A veces las pequeñas cosas marcan una gran diferencia y la verdad es que hay truquillos para hacer la maleta que son tremendos. Asegúrate de saber los trucos para enrollar,apilar y colocar todo en la maleta perfecta ¡y deja sitio para los regalos del duty free
  4. Los carbohidratos son tus amigos y te quieren tanto como tu a ellos. ¿Verdad que es genial? Las comidas con abundantes carbohidratos como la pasta, el arroz o el pan no solo están deliciosas sino que además te ayudan a sobrellevar el jetlag.
  5. Ponte cómodo pero se consciente de tu postura. Lo que parece cómodo un rato puede ser el inicio de un dolor de cuello de pesadilla para siguientes días que arruine el principio de tus vacaciones. Por otra parte, si puedes procura viajar en una clase superior. No lo decimos tanto por la idea del champan y la elegancia de ir en business sino por el espacio extra para tus piernas, la mantita y el estar mucho más a gusto.

 

ZZZzzz… ¡Feliz día del sueño!

Hay quien duerme, hay quien sueña y hay quien sueña con poder dormir bien una noche entera…

ZZZzzz… ¡Feliz Día Mundial del Sueño 2016! ZZZzzz…

El lema de este año “Dormir bien es un sueño alcanzable” expresa un deseo que que sólo un tercio de la población logra. Conseguir dormir bien cada noche es oro para nuestra salud. Nos permite sentar las bases de una vida saludable y, lógicamente, cuando el sueño falla nuestra salud también lo hace. No solo disminuye nuestra calidad de vida, también disminuye nuestra esperanza de vida.

El Día Mundial del sueño es un evento anual patrocinado por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM). Su objetivo principal es informar y concienciar sobre los trastornos del sueño.

Los tres elementos de buena calidad del sueño son duración, continuidad y profundidad. Es decir, suficientes horas para estar alerta al día siguiente, sin interrupciones y logrando un efecto restaurador.

Para lograr este objetivo las condiciones ambientales son cruciales. Por eso cuando elegimos donde pasar nuestras vacaciones es vital que nos informemos bien para tener una habitación de hotel o apartamento muy bonita y con buenas vistas … pero también correctamente acondicionada para lograr calidad de sueño.

 

Los principales factores que debemos tener en cuenta son:

  • Temperatura. No olvide informarse sobre la presencia de aparatos de aire acondicionado o ventiladores en la habitación para sus vacaciones de verano. Nadie puede conciliar el sueño cuando se siente agobiado por el calor.
  • Ruido y luz. Evidentemente nos encanta que nuestro alojamiento vacacional esté bien situado ya sea por céntrico en la ciudad o justo al lado de la playa; pero esto también puede traer sus consecuencias negativas. Si la habitación no dispone de ventanas que aíslen adecuadamente el ruido exterior y cortinas o persianas que nos permitan dejar la habitación oscura cuando queremos descansar, nuestro sueño no será de calidad.
  • Comodidad de la cama. Es recomendable informarse sobre el tipo de colchón que nos puede proporcionar nuestro alojamiento de vacaciones antes de hacer la reserva, y comprobar que todo esté correcto al llegar al lugar.
  • Dispositivos electrónicos. Evidentemente es nuestra responsabilidad decidir poner en silencio el móvil cuando vamos a dormir pero el hecho de tenerlo cerca o lejos de nuestra cama escapa a nuestro control ya que depende directamente el número y localización de los enchufes disponibles.

Captura de pantalla 2016-03-17 a las 10.39.40